Noticia

LA IMPORTANCIA DE UN ESPACIO ÓPTIMO PARA TELETRABAJAR EN CASA

Las situaciones que vivimos nos llevan a reinventarnos, y aunque trabajar desde casa no es algo nuevo, son muchas las personas que tras los meses de teletrabajo obligado por la pandemia han continuado con esta forma de desempañar sus tareas.

Las home office bien planteadas aportan muchas ventajas como el ahorro de tiempo, de dinero o en servicios relacionados directamente con el trabajo. Pero también tienen desventajas, algunas de las cuales vienen definidas por la falta de espacio. Pero tranquilo, no es un problema insalvable, en Pepe Cabrera tenemos muchas soluciones e ideas para crear un espacio de trabajo de diseño perfecto en tu hogar.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que es necesario realizar un ejercicio de adaptación a las circunstancias personales y/o familiares. Por ejemplo, a la hora de buscar un espacio idóneo para desarrollar tu actividad de forma óptima y confortable, no es lo mismo tener niños en edad escolar que niños pequeños a los que hay que prestar más atención. Disponer de una habitación independiente para situar tu lugar de trabajo en casa, lejos de zonas de paso o electrodomésticos como televisores, lavadoras,…, te servirá para disfrutar de algo de tranquilidad y además tendrás más posibilidades a la hora de adecuar su interior.

 

 

En la elección de la ubicación de tu home office es importante primar que tenga iluminación natural. Aún así, para trabajar cuando la luz natural es escasa o nula, debes contar con una buena iluminación artificial colocada en una óptima posición para evitar reflejos en la pantalla que te obliguen a forzar la vista. Nuestro consejo es disponer de más de un punto de luz, pero intentando dirigir la luz hacia una pared blanca que hará que rebote bañando la pared y el techo, evitando los deslumbramientos. Si utilizas una luz de sobremesa, ésta ha de tener un cabezal dirigible, para poder dirigir la luz hacia un lugar que no te moleste.

La motivación en el teletrabajo es un tema muy personal. Por eso, a la hora de escoger colores has de atender a tus gustos para que estos te inspiren, evitando siempre los colores estridentes. La psicología de los colores se ha encargado de determinar cuáles son los más motivadores, así la gama cromática neutra de los blancos aportará ambientes más limpios y despejados, mientras que los azules te ayudarán en la concentración. Para estimular la creatividad y crear efectos estimulantes puedes utilizar la gama cálida de los rojos y los anaranjados.

 

 

 

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la comodidad. Hay dos elementos imprescindibles para teletrabajar: la mesa y la silla. Olvídate de teletrabajar en el sofá o en la mesa del comedor o la cocina con sillas que no están preparadas para tal uso. Una buena mesa para tu home office debe tener como mínimo 75 cm. de fondo para que la pantalla esté lo más lejos posible de ti, como mínimo a 40 cm. Además, debe permitirte estirar las piernas y apoyar los antebrazos y las muñecas. Por su parte, la silla ha de poder ajustar su altura con la de la mesa, por eso es recomendable utilizar modelos ergonómicos regulables en altura que tengan un respaldo adaptativo alto y ancho en la parte lumbar, que favorezca una buena postura, preferiblemente con las rodillas dobladas en un ángulo de 90º.

Según Pitágoras, con orden y tiempo se encuentra el secreto de hacerlo todo, y de hacerlo bien. Esta frase refleja una idea fundamental, ya que el orden ayuda a trabajar en buenas condiciones al tiempo que favorece la concentración y la creatividad. Mantén la mesa despejada, así encontrarás lo que necesites rápidamente reduciendo el estrés. Para ello puedes utilizar cajoneras, estanterías, archivadores, bandejas,…, y en la era digital reduce el uso de papel y aprovecha la tecnología para guardarlos en la nube u otros dispositivos. Otros ítems que hay que ocultar son los cables, un foco de desorden fácilmente de eliminar utilizando sistemas flexibles y discretos de agrupación de cables.

 

 

 

Ten en cuenta que estar trabajando desde casa no significa alargar la jornada laboral, se escrupuloso con los horarios y acostúmbrate a dedicar unos minutos al final de la jornada para revisar el espacio de trabajo y eliminar lo que no necesites o reposicionar aquello que haya quedado fuera de lugar. Así, cada día comenzarás tu trabajo en la home office con orden.

Si estás pensando en darle un aire nuevo al espacio de trabajo en tu hogar, en Pepe Cabrera estaremos encantados de ayudarte.

Volver
Este sitio web utiliza Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. OK | Más información