Noticia

INTERIORISMO CON PLANTAS, SUMA A SU BELLEZA EL BIENESTAR QUE APORTAN

Hay quien piensa que tener plantas en casa es otra obligación, y requieren muchos cuidados y tiempo. No vamos a decir que no, pero mucho menos de lo que pensamos para todos los beneficios que aportan a nuestro bienestar y a la salud en nuestra casa. A cambio, sólo piden luz, humedad e intentar mantenerlas siempre en el mismo lugar.

Es un mito que las plantas consuman el oxígeno mientras dormimos. Todos conocemos el funcionamiento de la fotosíntesis por el que, al contrario que nosotros, las plantas absorben el dióxido de carbono del entorno y lo transforman en oxígeno. Así pues, podemos decir que las plantas ayudan a purificar el aire de nuestros hogares, además de aportar humedad al ambiente, reduciendo la sequedad y el nivel de partículas de polvo de nuestro hogar, minimizando los niveles de electricidad estática.

Foto: Le Petite Idealist

Las plantas nos dan vida y son mucho más que un adorno, las vemos crecer junto con nuestras familias, y debemos considerarlas como plantas de “compañía”, al igual que a nuestras mascotas. Una planta puede ayudarnos a reducir los niveles de estrés diarios, observándola crecer y florecer día a día. Cuidarlas, regarlas y mimarlas tiene efectos terapéuticos muy gratificantes y beneficiosos para estados depresivos.

Foto: Gabby Sweet Style

 

Acomoda tus plantas como si fueran de la familia.

No importa el estilo de decoración, hay tantas variedades de plantas y flores que será muy sencillo encontrar aquellas que mejor se adapten a nuestro hogar y a nuestras necesidades.

El mejor lugar para colocarlas es entre dos ventanas, ya que no recibirán de forma directa los rayos del sol, pero tendrán la luz suficiente para realizar la fotosíntesis. En contraposición has de tener en cuenta la temperatura de la habitación, las plantas también sufren con los cambios de temperatura, por ejemplo, no es lo mismo una orquídea que un cactus que está acostumbrado a temperaturas de calor extremo.

Foto: Le Petite Idealist

Foto: Le Petite Idealist

Además, las plantas requieren macetas, con las que se puede jugar para una decoración acorde con tu estilo y el de tu hogar.

Ten en cuenta que muchas plantas no son sólo verdes, en algún momento del año pueden florecer y aportar un colorido y temporal cambio a un espacio.

Si tienes un gran salón puedes optar por plantas de gran altura, que aportarán profundidad y color a los grandes espacios, pero sin que compitan entre sí, que cada una tenga su protagonismo.

Foto: Le Petite Idealist

Foto: Decorar en familia

También has de tener en cuenta el uso de la estancia. En una cocina puedes optar por plantas aromáticas, con las que poder cocinar y que darán frescor y aroma a la estancia. Mientras que en un estudio o zona de trabajo, puedes disponer plantas desbordantes que se salgan de las macetas para aportar energía y vida.

Foto: ruemag

Es muy importante dejar ventilar bien las estancias cada mañana, para renovar el aire. Lo agradecerás tú y tus plantas.

 

Decora las paredes de tu casa con un jardín vertical.

Las paredes verdes están de moda. Cierto es que existe la opción de utilizar plantas de plástico que, cada vez más, son difíciles de distinguir de las reales si no las tocamos. Pero pensamos que pierden todo su encanto y los beneficios que anteriormente hemos mencionado.

El jardín vertical es una gran opción para decorar y mejorar la calidad del aire integrando la vegetación como parte “activa” de los elementos constructivos.

Foto: Verdtical magazine

Foto: Verdtical magazine

La tecnología ha permitido crear sistemas para evitar lo que estás pensando en este momento: charcos y tierra en el suelo, humedades en las paredes,… La premisa inicial es que las plantas pueden vivir sólo con agua. A esta premisa se une la utilización de rejillas de aluminio recubiertas de plástico, fieltros sintéticos para favorecer que las plantas enraícen, sistemas de riego automático para mantener la humedad y que las plantas crezcan,… Este aspecto del riego marca la elección de las plantas para nuestro jardín vertical, ya que deberemos hacer la selección entre aquellas que tengan las mismas necesidades hídricas.

Las paredes verdes proporcionan un clima agradable, al tiempo que realizan una función aislante, ya sea de la temperatura o de los ruidos.

Foto: Ignia Green

Entre las más utilizadas para un jardín vertical de interior, teniendo en cuenta que existen miles de variedades de cada planta, destacan las de pequeño porte: helechos, orquídeas, hostas, cáscara de nuez, la ficus repens o enamorada del muro, o trepadoras como la Clematis Flammula, la Hedera Hélix, la Hydrangea Anómala Petiolaris, la Jasminum Officinale,…

Si quieres dar un toque de color, puedes optar por plantas con flores, como las begonias, epifitas, geráneos,…

Foto: Caras

Otra opción para interiores son los muros verdes con plantas aromáticas, muy de moda en cocinas como complemento culinario.

Sea como sea, nuestra recomendación es comenzar poco a poco, estudiando el espacio y buscando la mejor opción para cada uno.

 

Foto portada: Hola.com

Volver
Este sitio web utiliza Cookies para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. OK | Más información