Isozaki, el nuevo Pritker de arquitectura que tenemos muy cerca

El arquitecto japonés ha desarrollado parte de su obra, influenciada por el futurismo, en varias ciudades españolas
08 mar. 2019
Comentarios

Arata Isozaki es un reconocido arquitecto japonés que ha construido un voluminoso patrimonio arquitectónico alrededor del mundo. Desde el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, MOCA, al Museo de arte Gumma de Japón, pasando por el Palau Sant Jordi de Barcelona.

moca

Él mismo ha reconocido, al recibir el Premio Pritker, que antes de los 30 años ya había dado varias vueltas al mundo. A diferencia de su maestro, Kenzo Tang (Premio Pritker 1987), supo tender puentes con sus colegas occidentales lo que le permitió construir en el extranjero.

Desde su niñez entendió la transitoriedad de la arquitectura a causa del entorno bélico en el que vivía. Oita su ciudad natal fue arrasada por la guerra y, frente a ella, Hiroshima y Nagasaki desaparecían también del mapa. A partir de esta zona cero, es decir, de la nada nació su estilo arquitectónico y también su modo de percibir el mundo.

La reconstrucción de Japón, tras la segunda guerra mundial, marcó el inicio de su carrera. Su plan maestro “City in the Air” para Shinjuku, fue uno de sus primeros trabajos, aunque nunca se llevó a cabo. Esta primera obra de estilo futurista deja entrever el tono que empleará en sus proyectos venideros.

city in the air

El futurismo de Isozaki ha llegado a España en diez edificios situados en ciudades como Barcelona, Bilbao, Madrid, A Coruña o Santiago de Compostela.

El diseño del Palau Sant Jordi de Barcelona supuso para el arquitecto japonés un ensayo prueba-error. El diseño inicial sufrió numerosos cambios por la complejidad de su estructura y la técnica que se empleó para su construcción. Como consecuencia, el edificio catalán ha adoptado el estilo de las casas señoriales japonesas del s.X.

palau sant jordi

En la costa de A Coruña podemos encontrar La Domus: La casa del hombre. La fachada curva frente al mar da la sensación de haberse visto afectada por las olas del mar. Entre bloques de viviendas fruto del impacto urbanístico de los sesenta, este edificio va camino de convertirse en uno de los emblemas de la ciudad.

la domus a coruña

En el proyecto residencial, Carabanchel 21, Isozaki se plantea cual será el modelo de construcción del s.XXI. Su conclusión la vemos plasmada en las formas geométricas no consecutivas de este bloque de viviendas. Los paralelogramos empleados siguen la sucesión de Fibonacci dando como resultado viviendas abiertas a dos fachadas creando un paisaje libre, a diferencia de las construcciones destinadas a este fin del s.XX.

carabanchel 21

En Bilbao, Isozaki también ha dejado su huella en un skykine protagonizado por el Guggenheim de Gery. Los edificios Atea están situados muy cerca del museo y lo complementan como un conjunto que ha situado a esta ciudad vasca como un destino arquitectónico.

atea bilbao

Otras obras en España de Isozaki han sido en Parc de la Muntanyeta y el pabellón deportivo de Pallafols, ambas en Cataluña.

parc muntanyeta

pallafols

En verdad pocas veces tenemos la suerte de que el Premio Pritker cuente con tanta obra relativamente cerca de nosotros. Esta es una oportunidad magnífica para descubirlo de cerca. ¿Qué os gustaría visitar?

comments powered by Disqus