Jean Fleche (PelutiPelat)

Nacido en Vichy (Francia) en 1980, en 1999 se trasladó a Valencia y allí cursó estudios de diseño gráfico. Durante este período comenzó su interés por la fotografía, y empezó a desarrollarla de forma autodidacta. En 2001 realizó su primera exposición en una galería de arte valenciana. Desde entonces, expone individual y colectivamente en diversos centros culturales y galerías de ámbito nacional e internacional.
04
00
26
24
10
23
25
05
16
17
19
22
12
01

       

        Una de las primeras cosas que surgen cuando contemplamos las fotografías de Jean Fleche es cierto escepticismo. Podemos pensar que estamos contemplando un cuadro, no hay una evidencia clara de que se trate de una fotografía puesto que su obra recuerda a primera vista a la obra pictórica de Turner. Está presente la misma luminosidad, la fluidez y los efectos atmosféricos efímeros. Por lo tanto, desde el principio nos sumergimos en un universo mágico donde se obvian las fronteras y donde nuestra imaginación y nuestras pulsiones y deseos participan en la concepción de la fotografía, en el alumbramiento de la obra, en el significado último.

        Nada es evidente, podemos intuir formas y colores, estaciones del año, ciudades… pero no hay nada definitivo ni establecido. Parece que se esté fotografiando un momento de luz, de movimiento, un gesto más allá de las formas que subyacen bajo estos. Poco a poco, al contemplar la obra, dentro de nosotros las cosas van tomando forma. Así que nos damos cuenta de que perceptivamente, si se dan ciertas condiciones, las partes inconexas dan lugar a un todo unitario. Aunque esta especie de pinceladas que logra Fleche a través de largas exposiciones, movimientos y desenfoques, aisladamente no obedecen a la forma o al color real de los elementos fotografiados, pero pueden llegar a adquirir la unidad necesaria para percibir un todo definido. Las formas quedan relegadas a un segundo plano, y se diluyen y se mezclan o se separan de forma imprecisa.

        La obra de Fleche nos permite burlar por un momento las obviedades del arte fotográfico. No pensamos en elementos digitales para acumular luz, ni en la superposición de imágenes ni nos preguntamos por qué esa foto de ese objeto en ese instante. Son más bien experiencias capturadas, elementos y figuras de la conciencia, interpretaciones de este mundo y fragmentos de otro mundo. Estas fotografías metamorfosean la realidad, la transforman en lo que queremos intuir que sean. Nos confirman algo que expuso Susan Sontag en su famoso ensayo (On photography): “la fotografía es, antes que nada, una manera de mirar. No es la mirada misma.

Jean Fleche

www.pelutipelat.com

www.jeanfleche.com