Joan Barrantes

Joan Barrantes plasma con materiales tan inertes como el hierro, el acero corten y la piedra, movimientos, comunicacion y organicidad. El hierro y la piedra dialogan a través del ritmo de las formas (curvas, rectas y aberturas), a través del espacio o el vacío, a través de lo natural o lo manipulado por el hombre, y a trevés de lo táctil y lo visual. En suma, un lenguaje complejo que habla de realidades inherentes al ser humano y nos invita a la comunicación activa; al placer del juego y a la reflexión.
Joan Barrantes. Tienda Pepe Cabrera
Art Miami. Joan Brrantes.
Cuartocreciente.  Joan Barrantes
Proceso (taller). Joan Barrantes
View  of Exhibition [2]. Joan Barrantes
View of Exhibition[1]. Joan Barrantes
Escultura 1. Joan Barrantes.
Exposición 1. Joan Barrantes
Joan Barrantes 1. Pepe Cabrera
Joan Barrantes 2. Pepe Cabrera
"Una vida sin investigación no es digna de ser vivida por el hombre"
Apología de Sócrates, Platón.
Dos de los más conocidos filósofos de la Antigüedad ya vieron en el diálogo una de las mejores formas de expresión para favorecer la investigación y la reflexión filosófica; el diálogo es una forma de comunicación interactiva, ágil y participativa.
Barrantes participa de este diálogo y de esta investigación, a través de materiales tan duros como el hierro y la piedra, y de la interacción entre ritmos, formas y conceptos.

Forma / Concepto, (dió precisamente el nombre a una exposición) es un juego realizado por el artista, muchas veces se dice que jugar es aprender, a través de un lenguaje propio. Nos crea un juego entre la luz y el espacio donde vivimos, donde los contornos se juntan, se repelen y se modifican el uno al otro.

Son instantes y gestos que vemos hacer cada día (Elevación, Apertura, Comunicación). Se trata de conceptos creados por el hombre, que nos vienen dados por la naturaleza misma, y por la realidad de la cual forman parte. Son conceptos abstractos a los cuales Barrantes da forma, corporeidad y permanencia.

Barrantes, en el fondo, habla de nosotros mismos, la condición humana, capaz de emitir valores universales. Puede que sus esculturas nos imiten y nos hagan un retrato un poco irónico... Pero es una ironía sin malicia, fresca. Por eso crea obras de dimensión humanas; obras hechas para nosotros y que hablan de nosostros, obras para ser vistas y tocadas, y que se han de vivir en el espacio real. Nos invitan a la contemplación activa, al placer del juego y a la reflexión.


Cati Bennassar.
http://joanbarrantes.blogspot.com