Nuestra lista de los diseños modernos para la eternidad

Si nos preguntaran por un ranking de las piezas más importantes del diseño contemporáneo, elegiríamos estas seis
14 dic. 2018
Comentarios

Llega el final de año y es tradicional hacer lista con la vista atrás o con la mirada hacia delante. En Pepe Cabrera Studio nos gusta cuestionarlo todo y, por eso, hemos confeccionado un ranking de las cinco piezas de mobiliario moderno que son eternas, que deberían estar presentes en cualquier lista que se precie.

 

El Arco de Castiglioni

Arco_1

Arco_2

Esta lámpara fue imaginada a finales de los años 60 por Achille Castiglioni, un arquitecto y diseñador de Milán considerado como uno de los padres del diseño italiano. En 1962 la editó -y lo viene haciendo desde entonces- la firma Flos. Con su estructura de acero y una base de mármol de Carrara, Arco se ha convertido en un icono.

 

El Maralunga de Magistretti

Maralunga_1

Cassina Maralunga from Quasar Corporate on Vimeo.


Una década después, otro diseñador italiano, Vico Magistretti, creó una de las piezas más memorables del diseño del siglo XX (y del actual): el sofá Maralunga, que edita Cassina desde entonces. Su confortabilidad y elegancia le permiten situarse como el centro de atención de cualquier espacio.

La Long Chair de los Eames

Long Chair_1

Long Chair_2

Si nos movemos en el terreno de la eternidad, ella no podía faltar. Su nombre está unida al diseño contemporáneo: son un mismo concepto. La Long Chair, diseñada por el matrimonio Eames y editada por Vitra, es una pieza absolutamente atemporal desde su creación en 1956. Este sofá fue la respuesta a esta pregunta:
«¿Por qué no hacemos una versión actualizada del antiguo sillón de club inglés?». Y de ella salió un sillón amplio y proporcionado que combina el confort con el uso de materiales y mano de obra de excepcional calidad.

 

La Tumbona de Le Corbusier

Tumbona_Le Corbussier_1

Tumbona_Le Corbussier_2

El diseño más “antiguo” de toda esta lista. Fue creado por el prestigioso arquitecto Le Corbusier junto a Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand en 1928 -¡hace casi un siglo!- si bien dio a conocer a partir de 1965, cuando empezó a editarla Cassina. Partiendo de la idea de que forma y función deberían estar al servicio de la relajación, la LC4 crea un equilibrio perfecto entre su pureza geométrica y su ergonomía. La estabilidad de la estructura –con cualquier ángulo de inclinación– está garantizada por la fricción entre los tubos de goma que cubren la barra transversal de la base.

 

El Huevo de Jacobsen

Huevo_1

Huevo_2

Lo creó el danés Arne Jacobsen en 1958 para un hotel de Copenhague y a partir de entonces se convirtió en una de las butacas icono del diseño moderno. La privacidad que proporciona su forma envolvente sigue fascinando tantos años después. El sillón Egg lo edita en exclusiva la firma Fritz Hansen.

 

La Barcelona de Van der Rohe

Barcelona

Barcelona_2

No podía faltar en una lista de piezas eternas como esta la Silla Barcelona. Diseño de los arquitectos Mies Van der Rohe y Lilly Reich, esta silla fue presentada en sociedad precisamente en Barcelona -se ahí su nombre- con motivo de la Exposición universal de 1929. Sus proporciones armoniosas y elegantes la convirtieron en una icono desde el primer momento. Knoll es la firma que se encarga de su edición.

 

¿Qué te ha parecido la lista? ¿Incluirías alguna pieza más en este ranking para la eternidad?

comments powered by Disqus