Una vivienda bioclimática para sentir el paisaje todo el año

Conscientes de las necesidades y el cambio de los usos entre el invierno y el verano, desde Pepe Cabrera hemos pensado en esta casa como un lugar donde poder vivir y disfrutar del exterior y de sus vistas durante los 365 días del año
24 jul. 2018
Comentarios

Intervenir en la Marina Alta trae consigo un ejercicio de reflexión, introspección y respeto. Bañada por la costa mediterránea y protegida por el parque natural del Montgó, esta vivienda unifamiliar parte de un terreno sin edificar con unas visuales limitadas por las viviendas colindantes.


De pendiente compleja, la vivienda se enraiza ahora al suelo permitiendo elevarse, dotando al espacio de una vista abierta hacia la ciudad portuaria de Denia, bañada por el mediterráneo, así como al parque natural del Montgó que se eleva tras ella.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-4


Vivienda Bioclimática en la Marina Alta es un proyecto de arquitectura de Pepe Cabrera pensado para su usuario sin dejar de lado el respeto hacia el entorno en el que se interviene. Dos accesos separan esta vivienda entre la zona peatonal y el acceso para vehículos; encontrándose la primera en la planta superior y la segunda en la parte más baja de la casa.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos


Dividida en dos plantas, Vivienda Bioclimática en la Marina Alta cuenta con un complejo programa de necesidades entre los que se integra una piscina interior y una exterior, una zona reservada para los vehículos, tres dormitorios y la premisa de abrir el espacio al máximo para poder disfrutar del entorno privilegiado que la rodea.


Estas premisas unidas a un terreno de desnivel pronunciado y la limitación visual por la proximidad de las viviendas colindantes nos han llevado a elevar la vivienda, enraizando parte de la misma en el desnivel, convirtiendo lo que en primera instancia podría resultar una debilidad, en una fortaleza.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-19

Es así como desde la parte más baja de la vivienda se dispone de las zonas de noche, incluyendo a su vez un pequeño patio, un distribuidor, una piscina interior con spa y dos baños. El acceso exterior a esta zona es el de los coches por lo que, aunque todas las estancias de esta planta están conectadas directamente con el exterior, el patio y el distribuidor se disponen en primer lugar al entrar a la vivienda, destacando aún más si cabe la marcada diferenciación de usos -privados y comunes- de la vivienda.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-20


Abriéndose al espacio en cada una de las partes de la vivienda, todas las dependencias cuentan con vistas hacia el exterior, incluyendo la piscina interior, que se conecta con el distribuidor, el dormitorio principal y el jardín.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-17

Esta forma de privatizar el espacio permite a su vez que se aísle esta del resto de zonas comunes, dando al usuario libertad para el descanso o el ocio sin interferir entre las diferentes actividades de los miembros de la familia.

La iluminación interior de esta planta se caracteriza por un uso lineal de las luminarias que distribuyen el espacio a la par que sirven de guía para los diferentes accesos a los dormitorios y demás dependencias.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-18


El uso de una materialidad que juega con una paleta de colores clara, permite al inquilino hacer suyo este espacio dotado de intemporalidad. Materialidad que se traslada también al patio de acceso, donde se reflejan las intervenciones interiores -como la marca de las escaleras en la ventana- o también el uso material del hormigón, más presente en la planta superior, sin olvidar el juego de sombras que traslada el concepto lineal de la iluminación interior esta vez como sombra en el patio a través de una cubierta de chapa perforada que permite el paso de la luz, el agua y el aire. Además, con el uso de materiales como la termoarcilla y la ventilación con recirculación se permite que la vivienda tenga una ventilación saludable en el interior. La casa muerde y se apoya en la cuesta que la contiene, buscando la buena circulación del aire, siendo pensada para el disfrute del exterior desde cualquiera de sus estancias.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-25

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-6


La planta superior de la vivienda se articula adaptándose a la estacionalidad de la zona, generando una “caja-contenedor” con dos “cajas” en su interior pensadas para aprovechar al máximo la parcela que las rodea.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-8

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-9


Evitando el uso de pasillos, esta “caja” anexa a la parcela se dispone como una “caja” muy flexible, abriéndose y cerrándose en función de sus necesidades y de los cambios estacionales. El comedor-estudio, la zona de estar, la cocina y el baño comparten esta planta superior que se fragmenta visualmente gracias a un uso de la materialidad que es capaz de esconder los baños y los espacios de almacenaje. El gres cerámico imita la madera e inunda toda la estancia central de la planta, así como las zonas exteriores de la misma, con un techo en hormigón que comparte materialidad con el techo del patio inferior y que es en sí mismo el techo que cubre la vivienda. 


vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-24


El resto de estancias de esta planta se enmarcan con el uso del blanco, dando paso a una cocina Bulthaup con isla que pasa desapercibida a la par que dan servicio y se mimetiza en el espacio. Es una de las cocinas para preparar la comida mirando al mar. Esta zona de vida y actividad -especialmente en los meses de verano- se dota con un gran ventanal que conecta diréctamente con la piscina exterior. De esta forma su uso varía en función de las necesidades del usuario, siendo una cocina completa para la vivienda y sirviendo a su vez como cocina exterior durante los meses estivales.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-13

La piscina, se extiende en el espacio generando cierta continuidad con el mar. Estas vistas se abren a la totalidad de Vivienda Bioclimática en la Marina Alta gracias al uso de grandes ventanales que permiten la entrada de luz, la ventilación y la posibilidad de disfrutar del mediterráneo incluso desde el jardín delantero. El sol cambia y con él cambia también el uso de la vivienda, pues desde Pepe Cabrera hemos planteado la Vivienda Bioclimática en la Marina Alta como una casa para todo el año; abriéndose a la brisa del mar en verano y protegiéndose del duro viento propio del invierno.


vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-14


Desde el exterior, esta vivienda dividida en dos plantas hace un pequeño guiño a la arquitectura tradicional mediterránea gracias al uso de una línea sencilla y de unos materiales propios de la zona. La piedra, presente en la parte rehundida de la vivienda, genera una continuidad entre la propia pendiente de la parcela y la “caja-contenedor” de la planta superior, se distingue gracias al uso de una arquitectura blanca con ciertas “transparencias” que aligeran ambos volúmenes con la disposición de grandes ventanales.

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-5

Esta simbiosis entre la arquitectura tradicional propia de los márgenes de los cultivos agrícolas de la zona, -que tienen su procedencia en antiguos viñedos posteriormente dedicados al cultivo del naranjo- con piedras del terreno, se traslada a su vez al muro de la entrada, funcionando como un abancalamiento que se desliza cuesta abajo, siguiendo una forma que se ajusta a la normativa y al mismo tiempo recuerda la propia construcción de la vivienda. Un “guiño” con el que pretendemos mostrar la intención de la vivienda y los cambios desde el interior hacia el exterior, contando desde la parte más externa de Vivienda Bioclimática en la Marina Alta las diferentes partes -y etapas- de esta casa y su materialidad.


vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-3

vivienda-bioclimatica-denia-alaunarquitectos-1

Si quieres ver más proyectos de arquitectura de Pepe Cabrera puedes hacerlo aquí.


 

comments powered by Disqus