La estación Grand Central Terminal de Nueva York cumple 100 años

Tras la tragedia de 1902 en la que murieron 15 personas y 38 resultaron heridas, comenzó la demolición del antiguo edificio y construcción de la nueva terminal que se inauguraría un 2 de febrero de 1913. Hoy, 100 años después, se ha convertido en un lugar emblemático de la ciudad de Nueva York
07 feb. 2013
Comentarios
El día 2 de febrero de este año la mítica estación de tren Grand Central Terminal cumplió sus primeros 100 años. Desde que se inaugurara un dos de febrero de 1913, Grand Central ha sido uno de los iconos de la ciudad de Nueva York por el que han circulado millones de personas y se han rodado infinitas series y películas.
 
Hoy os propondremos un interesante recorrido por los detalles más curiosos de su historia y de arquitectura con el fin de celebrar su centenario.

Allá por mediados de 1800, las locomotoras de vapor de la época se adentraban en la ciudad de Nueva york hasta la calle 23. Pero a medida que la ciudad iba creciendo, la población se volvía cada vez más intolerante a los peligros, la suciedad, la polución y el ruido de estas máquinas. Este hecho motivó que, en 1858, el ayuntamiento de la ciudad prohibiera las operaciones ferroviarias por debajo de la calle 42 y se desplazara la terminal ciudad arriba. En ese momento Cornelius Vanderbilt, empresario del sector del ferrocarril, adquirió los terrenos al norte de la 42 y ordenó la construcción de la nueva terminal en 1869.

A lo largo de los años se fue ampliando la terminal y enterrando muchos de los accesos de las locomotoras. Sin embargo, a pesar de contar con sistemas de ventilación, los túneles se saturaban de humo y vapor lo que terminó por provocar la tragedia del 8 de enero de 1902, donde un choque entre trenes se llevó la vida de 15 personas e hirió a otras 38.

Este accidente supuso un gran revuelo social que terminó por prohibir las operaciones ferroviarias con máquinas de vapor en Manhattan. Y fue entonces cuando William John Wilgus, ingeniero civil que trabajaba para el ferrocarril, propuso los trenes de propulsión eléctrica y pasó a convertirse en el responsable del nuevo proyecto.

En los planes de la ciudad entraba la demolición de la estación original de la calle 42 para dar paso a la que conocemos hoy en día. Para su diseño se contó con las firmas de arquitectos Reed & Stem de Minnesota y Warren & Wetmore de Nueva York, responsable de las elaboradas esculturas, bonitos arcos y del estilo “Beaux Arts” francés, caracterizado por el orden, la simetría el diseño formal y la cuidada ornamentación.

Pero Grand Central Terminal esconde mucho más de lo que se ve a simple vista. Basta hacer un tour guiado con el historiador urbano Justin Ferate para descubrir la fascinante dimensión humana del diseño de esta estación.

Ferate nos invita a observar cómo el pavimento del suelo está estratégicamente diseñado con la anchura del paso de una persona al andar y la longitud de un paso de la persona al correr. De este modo, los viajeros siguen de forma subconsciente estas marcas subliminales al cruzar la plataforma, haciéndoles sentir cómodos de forma natural.   

También incide en el hecho de que, a pesar de la gran cantidad de gente que transita diariamente por Grand Central, no parece nunca abarrotada y ello es debido a que se diseñó así específicamente. Las rampas, por ejemplo, están pensadas para aminorar el paso en los lugares estratégicos como el acceso a las vías y con ello regular el flujo de pasajeros.

Por supuesto no nos podemos perder la galería de los susurros (whispering Gallery), donde sus arcos facilitan la reflexión de las ondas de sonido y permiten escuchar un susurro entre una columna y su opuesta. De hecho y aprovechando que se acerca la celebración de San Valentín, os diremos que es uno de los lugares de Nueva York habituales para las solicitudes de matrimonio...

Como veis, Grand Central es una visita obligada si pasáis por Nueva York y si lo hacéis en los próximos días podréis disfrutar además de las celebraciones preparadas por su centenario.

Equipo Pepe Cabrera
Grand Central en 1913
Grand Central Terminal
Grand Central Terminal
comments powered by Disqus