Oscar Niemeyer

Un regalo a la cultura
07 dic. 2012
Comentarios
Este pasado miércoles 5 de diciembre, nos dejo uno de los grandes arquitectos de la arquitectura contemporánea a la edad de 104 años, falleció Oscar Riberio de Almeida Niemeyer Soares Filho, más conocido como Oscar Niemeyer

En su memoria os emplazamos al artículo que publicamos en enero de 2011: 

Un papel en blanco y grueso rotulador negro, eso es todo lo que necesitó Oscar Niemeyer para trazar las líneas maestras de su obra más importante en Europa. Corría el año 2006 cuando la fundación Príncipe de Asturias, con motivo de su veinticinco aniversario, contactó con todos los premiados para que, de alguna manera, se sumaran a los actos de celebración. El brasileño Niemeyer galardonado en 1989 con el premio de las artes, comentó: ”yo soy arquitecto y, por tanto, lo que sé hacer son diseños de edificios, y eso es lo que voy a hacer, diseñar un edificio”.

De ese regalo nació un ambicioso proyecto cultural que condensa la teoría y la práctica no solo concepción de la arquitectura sino también del papel social de ésta. El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer abrirá sus puertas al público en la primavera de 2011 y es el eje de un ambicioso plan de reordenación urbanística y regeneración económica que transformará Avilés, una ciudad duramente castigada por las reconversiones industriales y el paro. El emplazamiento no es casual; aprovechando los terrenos que ocupó la factoría siderúrgica Ensidesa se alza un complejo de veinte mil metros cuadrados que incluye cinco espacios independientes y complementarios: auditorio,espacio expositivo, torre-mirador, edificio polivalente y plaza, una puerta abierta a la cultura que aspira a convertirse en un referente internacional en la producción de contenidos culturales.

El pasado 15 de Diciembre, coincidiendo con el 103 aniversario del arquitecto y a la vez que se inauguraba la fundación que lleva su nombre en Niteroi (Brasil),tuvo lugar el acto de apertura de la cúpula del centro acogiendo la conferencia inaugural del programa “impacto académico” de Naciones Unidas, un guiño y un homenaje en vida para el hombre que proyectó su sede 63 años atrás.

Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho (Rio de Janeiro,1907), es uno de los 
personajes más influyentes de la arquitectura moderna internacional y el pionero en la exploración de las posibilidades constructivas y plásticas del hormigón armado. Su obra, con más de mil realizaciones (catedral de Brasilia, casino de Funlhal, mezquita de Penang, ambódromo de Río, museo de arte contemporáneo de Niteroi); recorre buena parte de la pasada centuria y ha conseguido adentrarse,sin perder vanguardismo, en el siglo XXI. Probablemente su obra más conocida, los edificios construidos en Brasilia entre 1956 y 1960 enmarcados en el proyecto de Lucio Costa que trazó la nueva ciudad, sea también una de sus mayores decepciones al comprobar que, pese a tratar de acabar con la pobreza creando una ciudad homogénea, ese urbanismo empujó a los trabajadores a los suburbios.


Se trata por tanto de un arquitecto atípico, capaz de codearse con 
Le Corbusier, a quien se atrevía a aconsejar en 1936 que el miedo a las curvas y con el que colaboraría años después en el proyecto para la sede de las Naciones Unidas en Nueva york, o de diseñar y construir una nueva casa para su chófer Amaro en plena favela de Vidigal. Para Zaha Hadid, es él quien abrió el camino a la libertad y es que, como señala el maestro, “no es la línea recta la que atrae,dura, inflexible, creada por el hombre. Lo que me atrae es la curva libre y sensual. La curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de los ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida. De curvas está hecho todo el universo,el universo curvo de Einsten”.

Posiblemente en estos momentos Niemeyer estará sentado en su estudio de la avenida Atlántica de Rio, como dada día desde hace más de treinta años, departiendo con sus amigos y colaboradores y fumándose un cigarrito Davidoff, mientras mirando hacia la playa de Copacabana, piensa en sus proyectos presentes y futuros.

Nacho Cabrera,
Marcos Fernández
Equipo Pepe Cabrera

Catedral_de_Brasilia niemeyer pepecabrera
niemeyer pepe cabrera
aviles pepe cabrera
niemeyer 2 pepe cabrera
brasilia  pepe cabrera
niemeyer_oscar pepe cabrera
comments powered by Disqus