Vico Magistretti

El embajador del diseño moderno
01 ago. 2012
Comentarios

        Vico Magistretti (1920-2006) es uno de los principales artífices de la expansión del diseño italiano por el mundo. Desde el inicio de su carrera tuvo clara la importancia de la colaboración entre diseñadores e industria, lo que le llevaba a afirmar que “el diseño italiano nació a medio camino entre los diseñadores y los fabricantes”; esta clarividencia le llevó a firmar algunos de los diseños más novedosos y originales de la historia, hasta el punto de que muchos continúan editándose hoy en día con el mismo éxito.

        Nacido en Milán e hijo de arquitecto, Vico creció en el ambiente racionalista de la Italia de entreguerras y en su formación le marcaría especialmente uno de sus profesores: Ernesto Rogers que, con un planteamiento comunista, defendía la necesidad de productos prefabricados y ajustados a las exigencias sociales del momento. Teniendo en cuenta las necesidades de reconstrucción por las que atravesaba Italia, se licenció en el Politécnico de Milán y orientó su actividad hacia el campo del diseño industrial, desarrollando muebles económicos a los que pudieran acceder los que lo habían perdido todo. Quizás el elemento más simbólico dentro de esta actividad social lo constituyan la estantería desmontable y la silla plegable que presentó en la exposición de la RIMA organizada en Milán en 1946; se trataba de elementos que se podían adaptar a cualquier espacio y que resultaban muy utiles en los apartamentos que se construían para realojar a los que se habían quedado sin hogar.

        Durante los años cincuenta Magistretti realizó importantes proyectos arquitectónicos como la Torre Parco en Milán y, a raíz de recibir el encargo de diseñar el mobiliario del Golf Club Carimate, su carrera dio un giro para centrar su actividad en el diseño de muebles y lámparas. La silla Carimate combinaba la calidez de la madera y la paja con un llamativo color rojo que la convirtieron para muchos en un símbolo de modernidad; este éxito lo había conseguido de la mano del fabricante Cassina con el que inició una fructífera relación con creaciones como los sofás Sindbad o Maralunga (1973). También realizó interesantes trabajos para compañías como Oluce o Artemide, y continuó diseñando casas y edificios como la escuela primaria de Meda.

        Paralelamente, y como no podía ser de otro modo en esa época, experimentó con el plástico y concibió productos como la mesa Demetrio o la silla Maui de Kartell, y probablemente su mayor aportación fue crear objetos estrictamente prácticos y atemporales que el gran público ya no consideraba productos baratos o de poca calidad pasando a convertirlos en iconos del diseño.

        Magistretti fue ante todo un hombre vitalista que consiguió que muchos jóvenes se inspiraran en él y trataran de abrirse paso en el mundo del diseño desde la Domus Academy de Milán, el Royal College of Art de Londres, o la Escuela de Arquitectura de Tokyo. Personalmente creemos que pocos diseños están a la altura de la singular belleza y extraordinaria comodidad del sofá Maralunga, una pieza que siempre está presente en nuestra exposición y constituye uno de los mejores legados de este embajador del diseño moderno.

Nacho Cabrera
Marcos Fernández

Este artículo también lo encontrarás en La Vivienda Marina Alta

 

                                                                                                   
                                                                                                    



          

 

Maralunga (1973)_Pepe Cabrera
Torre Parco (Milán)_Pepe Cabrera
Lámparas Atollo_Pepe Cabrera
Estudio Magistretti_Pepe Cabrera
Lámparas Dalú (Artemide)
comments powered by Disqus