Hans J. Wegner

El "maestro" de las sillas
29 feb. 2012
Comentarios

          Es indudable que si tuviéramos que elegir al diseñador de asientos más destacado del siglo XX dicho honor recaería en el danés Hans J. Wegner, no solo en términos de calidad sino también de cantidad; se calcula que creó más de quinientas sillas, partiendo de una filosofía de la sencillez que representaba la perfecta armonía entre forma y función, que constituyen la mejor representación de una época en la que los valores tradicionales y la vida moderna convivían en total equilibrio.

          Nacido en 1914, aprendió el oficio de ebanista antes de estudiar arquitectura en la Escuela de Artes aplicadas de Copenhague, lo que le proporcionó unos conocimientos de la madera que le acompañarían el resto de su carrera; su paso por el estudio de Arne Jacobsen y su colaboración con el también arquitecto Borge Morgensen le inculcaron un espíritu de modernidad que plasmó en la creación de su propio estudio en Gentofte.

          En los años cuarenta se produciría un hecho que marcó el devenir de su carrera, Wegner conoció al fabricante de muebles Johannes Hansen e iniciaron una colaboración que proyectó el diseño danés internacionalmente. Su primera creación importante fue la silla Chinese, pero su mayor éxito de ventas se produjo en 1949 cuando diseñó la silla “the round chair” a la que las revistas especializadas se referían como la silla más hermosa del mundo; el hecho de que fuera la silla utilizada en los debates presidenciales televisados entre Nixon y Kenennedy en 1960, le dio el espaldarazo definitivo pasando a ser conocida simplemente como “The Chair”, siendo uno de los primeros ejemplos de la tremenda influencia de los medios de comunicación en la difusión de un producto.

          A partir de 1949 desarrolló una actividad muy prolífica colaborando con empresas como Fritz Hansen, PP Mobler o Carl Hansen, dando lugar a piezas tan emblemáticas como la silla Wishbone, o Y como es conocida por la forma de su respaldo, que con su forma elegante y su apariencia delicada, constituye un icono del diseño mundial. Actualmente las sillas y muebles de Wegner se encuentran en las colecciones permanentes de los museos más prestigiosos del mundo, y constituyen todo un ejemplo de atemporalidad, por lo que Bulthaup, conocida mundialmente por su concepción arquitectónica del espacio vital, eligió el mobiliario de Carl Hansen como perfecto acompañante de sus cocinas (en el espacio Bulthaup Pepe Cabrera se puede visitar una exposición permanente del fabricante danés).
          La mejor despedida es una frase del propio Hans J. Wegner (1914-2007): “La silla es la cosa más cercana a las personas, por lo que es importante que sus detalles sean perfectos. Siento los detalles tanto como los veo. La gente toca el mueble, ve con sus manos”.


Nacho Cabrera
Marcos Fernández
                                                                   

Este artículo también lo podrás encontrar en La Vivienda Marina Alta

Silla Wishbone_Pepe Cabrera
The Chair y el debate_Pepe Cabrera
Wing Chair (Carl Hansen)_Pepe Cabrera
The Flag Halyard Chair_Pepe Cabrera
comments powered by Disqus