George Nelson

Arquitecto, autor, diseñador, maestro.
10 ene. 2012
Comentarios


          El estadounidense George Nelson (1908-1986) estudió arquitectura pero no nos ha legado ningún edificio importante, su fama se debe, sobre todo, a sus diseños y a sus textos en defensa del movimiento moderno. Tras iniciar sus estudios en Yale, en 1932 se trasladó a Roma con una beca para continuar su formación en la Academia Americana; en Europa descubrió el diseño contemporáneo y de vuelta a su tierra publicaría una serie de artículos en la revista Pencil Points que dieron a conocer al público de Estados Unidos las propuestas vanguardistas de arquitectos como Le Corbusier, Mies van der Rohe o Walter Gropius, generando una notable influencia sobre los arquitectos y diseñadores norteamericanos durante los años treinta.

          En 1935 se incorporó a la redacción de la publicación Architectural Forum de la que llegaría a convertirse en editor en 1944, año en el que publicó un libro titulado “La casa del mañana” que explicaba cómo poner en práctica las ideas de los arquitectos y diseñadores vanguardistas en los hogares estadounidenses y desarrollaba la idea de combinar el mobiliario con la estructura de la casa. Estas teorías llamaron la atención de D. J. DePree, presidente de la empresa de mobiliario Herman Miller, que le nombró director de diseño de la compañía.

          Nelson compaginó esa labor con su propio estudio de diseño, inaugurado en Nueva York en 1947, desde el que firmó algunos de los iconos del estilo moderno de mediados de siglo como el Ball Clock, la Bubble Lamp, la Coconut Chair, o el sofá Marshmallow (1956), y es uno de los personajes imprescindibles que dieron forma tras la Segunda Guerra Mundial al diseño, como lo entendemos hoy en día, aplicado al hogar y a las zonas de trabajo.

          La empresa suizo-germana Vitra sigue produciendo buena parte de sus diseños y en el año 2008 organizó la exposición retrospectiva “George Nelson. Arquitecto, autor, diseñador, maestro”, una muestra que trataba de dejar patente la importancia de este autor no solo por su propia obra sino también por su decisiva influencia en el descubrimiento, y posterior desarrollo, de figuras tan relevantes como Charles y Ray Eames, Isamu Noguchi o Alexander Girard.



                                                                                                      Nacho Cabrera
                                                                                                      Marcos Fernández
                                                                                                      www.pepecabrera.com


Este artículo lo podrás encontrar en La Vivienda Marina Alta.
George Nelson
Coconut Chair (Vitra)
Marshmallow Sofa (1956)
Home Desk
Wall Clocks (1948-60)
comments powered by Disqus