Philippe Starck

Diseño democrático...
21 dic. 2011
Comentarios

Si hemos de ser sinceros, partamos desde cero, busquemos que el diseño cotidiano de la vida diaria sea  bueno, asequible y memorable, pero sobre todo que sea para todos. He aquí la base del diseño, según Starck.
Este francés, cercano a cumplir ya los 63 inviernos (18 de enero de 1949), hijo de André Starck (ingeniero aeronáutico e inventor del mecanismo de los lápices de labios) y Jaqueline Lanourisse, es considerado por muchos el rey midas del diseño, sus miles de creaciones fascinan a todo el mundo y no dejan indiferente a nadie. Su estilo, libre de ataduras, antepone la funcionalidad y utilidad del objeto antes que su belleza.
 Para conocer un poco más sobre él, nos remontamos a su juventud cuando pasaba horas y horas junto a la mesa de dibujo de su padre, observando, ayudando, pero sobre todo aprendiendo, de aquí, por pereza –según el propio Starck- continuó desarrollando esta virtud de crear. Este Gurú del diseño, capaz diseñar grandes espacios como la torre de control del aeropuerto de Burdeos hasta el  archiconocido exprimidor de limones que realizó para Alessi, o su famoso ratón para ordenador, que por cierto no utiliza, ya que es de la antigua escuela del lápiz y papel, es muy vago para trabajar delante de una pantalla y un teclado, apunta el propio Starck.
Philippe,  mal estudiante, impaciente y revoltoso, empezó a trabajar con tan solo veinte años como director artístico de Pierre Cardin, de ahí comenzó a participar en el diseño de mobiliario e interiores, pero su internacionalización fue en los años ochenta, cuando los grandes fabricantes del mueble italiano le confían la creación de sus muebles. Piezas históricas como la silla Costes Chair (1984, para Driade) y la lámpara de sobremesa Ara (1988, para Flos), hicieron que hoy en día podamos disfrutar de piezas tan reconocidas como la silla Louis Ghost (2000, para Kartell) y proyectos de interiores como el restaurantes Ramses (Madrid, 2008), o el centro cultural de la Alhondiga (Bilbao, 2010) entre muchos otros.
Ganador de innumerables premios a nivel internacional, vive ahora alejado de todo junto a su cuarta esposa Jasmine Abdellatif (antigua directora de relaciones públicas en Louis Vuitton), en su casa de Burano (isla de la bahia de Venecia, Italia) y solo va un par de días cada dos meses a su estudio (Starck Products). Piloto, motero, extravagante y expresivo, no piensa en retirarse, no porque no lo desee, pero considera que debe seguir imaginando.
Creador de objetos … diseñador de espacios, Starck deja su impronta en cada uno de sus trabajos, prevaleciendo siempre la premisa de la ética, del uso y la practicidad del objeto frente a la estética, ya que la belleza en sí, vendrá dada por la capacidad para expresar el mensaje y la función del objeto o del conjunto. 

Juan F. Periañez
Paula Cabrera
www. Pepecabrera.com

Este artículo también lo podrás encontrar en La Vivienda Marina Alta.

Philippe Starck
silla Louis Ghost (Kartell)
Ara lamp  (Flos)
Detalle Restaurante Ramses (Madrid)
Exprimidor Starck(Alessi)
comments powered by Disqus