Ross Lovegrove

La naturaleza es el principio de todo
04 abr. 2011
Comentarios
Si, así es, Mr. Lovegrove, humanista del diseño contemporáneo, un avanzado a su tiempo, un Julio Verne del diseño industrial.

Este Gales, nacido en Cardiff (Gales) en 1958, hijo de militares, encontró su pasión por el diseño, ¡en la cocina!, donde los diferentes ingredientes y texturas provocaron que su imaginación volase hasta día de hoy.

Atípico y utópico, es un diseñador del esencialismo orgánico, que merece la pena analizar en su todo su amplio espectro. Estudió en el Royal College of Art de Londres, donde obtuvo la maestría en diseño (1983), lógico, teniendo en cuenta sus diseños que van más allá de la pieza final en sí.

Si analizamos sus creaciones, observamos que estudia cada uno de los puntos esenciales del mismo, es decir, los materiales (reciclables, o en su defecto ecosostenibles), la funcionalidad, y por supuesto el diseño (orgánico y concordante con la naturaleza), como ejemplo de ello, tenemos las farolas instaladas en Viena. Huye de las líneas rectas y ama las formas intrigantes que nos ofrece la madre Tierra.

Desde principios de los años ochenta, sus diseños fueron impactantes. Empezó a trabajar para la firma Sony (donde desarrolló el archiconocido, walkman) y para Apple donde ayudó al diseño de sus ordenadores. Más tarde, sus inquietudes le llevaron a Paris, donde desarrolló el exitoso sistema de oficina Alessandri, para la fábrica de mobiliario Knoll.
Fue invitado a formar parte del Atelier de Nimes, para desarrollar nuevos productos para marcas tan conocidas como Louis Vutton, Hermes, Cacharel, etc…

Poco después volvió a Inglaterra, donde fundo su despacho (1986) junto a Julian Brown, pero un lustro mas tarde, creó su propia oficina (Studio X), donde lleva desarrollando diferentes tipos de productos para infinidad de marcas, como el banco BD Love para BD Barcelona, sistemas de descanso para la Japan Aerlines, mobiliario y luminarias para empresas tan importantes como Artemide, Driade, Kartell, Tag Heuer, Moroso… e infinidad de proyectos y productos tan dispares como la imaginación alcance.

Ha ganado innumerables premios por sus diseños, importantes como el Red Dot Award (2005) por sus sanitarios para VitrA baños. Muchos de sus productos pueden verse en el MOMA (Museo de Arte Moderno, de Nueva York) o en el Poumpidou Centre de Paris.
Lejos de ser una superestrella como sus colegas, Philippe Starck o Patricia Urquiola, sea quizás uno de los iconos más representativos del nuevo panorama del diseño actual, al cual, sin duda alguna, recomendamos tener en cuenta durante los próximos años.

JUAN F. PERIAÑEZ
PAULA CABRERA
EQUIPO PEPE CABRERA
Solar trees en Viena
DNA Starway
Go chair
Banco BD Love
comments powered by Disqus